La Inmobiliaria, una universidad de la vida por Jordi Rodríguez

Jordi, es otro de los miembros que nunca fallan a nuestra mesa amigos para hablar del sector inmobiliario.

Son muchos buenos momentos compartidos, muchas horas charlando, muchos eventos.

Siempre me sorprendió la gran vinculación que tiene su empresa con el barrio, y cómo, de un modo u otro, cuando alguien entra en su local, les pueden asesorar para resolverlo casi todo. Esta visión que le inculcó su padre, de servicio integral, es una universidad de la vida, os lo cuenta él.

JORDI RODRÍGUEZ  MARTÍNEZ

No deseo explicar mi vida, si bien considero esencial remontarme a mis inicios en la empresa familiar para poder comprender cuál es la esencia de mi labor como asesor inmobiliario.  Y para ello he de remontarme a 1.992, cuando, con 16 años, mi padre consideró oportuno que empezase a compaginar mis estudios en el instituto con unas horas de aprendizaje diario en Assessoria VIA JÚLIA.

Mis inicios se basaron en realizar las “gestiones de calle”: que consistían en la presentación documental en diferentes organismos: Hacienda Tributaria, Registro de la Propiedad y Civil Notarias, Seguridad Social, y hacer alguna que otra visita a inmuebles, cuando los compañeros del área inmobiliaria lo necesitaban.

El hecho de que sea un despacho multidisciplinar, me dio la oportunidad de formarme durante los primeros años en las diferentes áreas que componen nuestra empresa. Fue en la época universitaria, cursando Graduado Social (Técnico en Relaciones Laborales), cuando empecé a formar parte del Departamento de empresas, gestionando el área laboral, y dando soporte al área fiscal y rentas, sin dejar de ayudar en lo que necesitaban en el área inmobiliaria.

Años más tarde, cansado de tantos números,  pasé a formar parte del Departamento Jurídico, como soporte en la preparación de herencias, compraventas, inmatriculaciones, poderes, divorcios…donde aprendí realmente cual es la base de un buen asesoramiento integral al cliente. Hasta que un buen día, sin saber muy bien cómo, di el salto al Departamento Inmobiliario, donde empezó a surgir la pasión que hoy siento por esta profesión.

Ahora puedo llegar a entender que posiblemente este fue el propósito esencial de mi padre,  convertir el despacho en una “universidad” constante, repleta de grandes profesionales con los que he ido y voy aprendiendo día a día. Sin saberlo, consciente o inconscientemente, había recorrido todos los departamentos impregnándome de la esencia de cada uno de ellos, hasta llegar a lo que realmente hoy me considero “un apasionado en el buen asesoramiento integral inmobiliario”.

La “universidad Via Júlia”, sumada  a la constante formación  (Agent de la Propietat Immobiliària Col·legiat en el 2007, Miembro CRS desde 2011, Miembro SIRA, y REALTOR en 2014, Master Practitioner en PNL 2014-2015), han hecho que hoy no conciba la intermediación inmobiliaria sin un asesoramiento integral al cliente. Posiblemente esta sea la base del éxito: “Analizar cuáles son las necesidades emocionales, fiscales, económicas y jurídicas del cliente comprador y/o vendedor para así informarle de una forma clara y concisa de todo lo relativo a la intermediación de su inmueble,  para que de esta forma pueda tomar la mejor decisión”. Por que como bien se dice en el sector inmobiliario “TODO EMPIEZA ANTES”.

Y como todo empieza antes … En el 2008, siendo miembro de la Red API COMPRARCASA con más de 70 asociados en Barcelona, alguien creyó que era buena idea que un joven inmobiliario formase parte de la Candidatura a la Junta de Gobierno para presentarse a la Elecciones a nivel Estatal. Esa fue mi primera experiencia “política” y decepcionante en el mundo inmobiliario, pero esa es otra historia.

Años más tarde, en 2011 creaba junto con varios jóvenes e intrépidos compañeros la que fue, si no la primera, una de las primeras MLS de España, siendo miembro fundador y Presidente de la Asociación MLS IMMOALIA.

Y hoy, gracias a la propuesta de mi compañero y amigo inmobiliario Francesc Quintana, que pensó en mí para formar parte de este ilusionante proyecto, me encuentro inmerso en este fascinante momento de la historia inmobiliaria de este País, formando parte de su candidatura a Junta de Gobierno del Col.legi d’Agents de la Propietat Immobiliària de Barcelona.

Estoy convencido que estoy viviendo una gran experiencia en la mejor compañía y con el mejor equipo, y podré aportar mi granito de arena en la mejora del sector y así cambiar la percepción que tiene las personas de la labor de un asesor inmobiliario. Por qué no debemos olvidar que “Somos personas que ayudamos a personas”.

Comparte!

Comentarios Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *