Sobre dinosaurios, meteoritos y una nueva era

Hace unos días, asistí a un evento sobre inversión (fundamentalmente en startups) en el Círculo Ecuestre de Barcelona.

Allí, tres reconocidos inversores nos daban su opinión sobre cómo invertir, cuándo, cuáles, según su criterio, eran empresas/emprendedores de éxito, etc. Fue una charla interesantísima donde quedó claro que no hay una regla exacta para nada, que con tres visiones muy diferentes se puede tener éxito y, sobre todo, que lo importante es encontrar a las personas adecuadas para el proyecto adecuado.

Pero bueno, vamos al tema….uno de los invitados era Carlos Blanco, un reconocido inversor de éxito, entre cuyas empresas se encuentra la polémica Housefy.

Antes de empezar el evento, en el aperitivo me acerqué a Carlos, para saludarle y comentarle que ya habíamos coincidido en una jornada que organizó el COAPI Barcelona junto la APCE (Asociación de promotores y constructores de edificios de BCN), como evento previo a la feria INMOTECNIA RENT.

Cuando le dije que era inmobiliario, lo primero que me soltó fue “ah, tú eres un dinosaurio” (era una charla distendida y no le vi más mala intención que la de hacer una gracia). Yo, lógicamente, le respondí que no, yo no soy un dinosaurio y pasé a preguntarle por lo que realmente me interesaba hablar con él, por su iniciativa NUCLEO VENTURE BUILDER . Tristemente nos interrumpieron y no pudimos acabar la charla.

Volviendo al tema de los dinosaurios, os dejo mi opinión sobre esta publicidad que, en general, tanto nos molesta a los inmobiliarios.

Ciertamente, y por desgracia, en el sector inmobiliario hay DEMASIADOS dinosaurios, véase esas empresas que no se centran en el servicio al cliente, que no son transparentes en la información y todavía están anclados en un mundo que parece pasado.

Para ellos, las proptech son un meteorito que como pasó con los gigantes habitantes de la tierra, los va a arrasar y dudo que quede ninguno.

Pero igual que pasó en su momento, delante tenemos un cambio de era, y pasaron los dinosaurios, pasaron los meteoritos y hubo una creación, y ésta es la que representamos los inmobiliarios de nueva generación.

Estos inmobiliarios, entre los que me incluyo, son los que sí estamos centrados en el cliente, como lo más importante, los que SÍ utilizamos herramientas como big data, data analytics para mejorar nuestras valoraciones, pero que tenemos la experiencia en el terreno y la sensibilidad como para poder ajustar al máximo nuestras valoraciones.

Los que estamos disponibles para las dudas de los clientes, los acompañamos en todo el camino, que a veces es muy complicado y lleno de obstáculos, y no los dejamos hasta que ellos están satisfechos.

Los que nos comunicamos por el canal que ellos eligen, sea teléfono, mail, whatsapp  o cualquiera de las redes sociales que utilizamos.

Los que ante los retos vemos una oportunidad y cogemos lo bueno y mejor de las empresas emergentes para adaptarlos a nuestro portfolio de servicios.

Yo conozco a muchos inmobiliarios de la nueva era, por Barcelona, Catalunya y toda España, así que no me ofendo por esa publicidad de gusto dudoso. Todo lo contrario, llamo a la unidad de los inmobiliarios por el cambio: LIDEREMOS LA NUEVA ERA, salgamos al mercado y CONTEMOS LO QUE PODEMOS HACER, no nos escondamos!!!

Quién se viene conmigo 😉

Comparte!

Comentarios Facebook

Comments (6)

  1. Yo tb me ratifico en todo lo que has escrito. Puedes contar conmigo.
    Enhorabuena y muchos existos

    1. Gracias Cristina!!
      El cambio tiene que venir, y todos juntos empujar fuerte, cuento contigo 😉

  2. Brillant! Sempre he pensat que les amenaces sempre es poden convertir en oportunitats…

    1. Moltes gràcies Albert!!
      Cosa nostra aprofitar-les 😉

  3. Efectivamente Francesc! Acompañando siempre, ahí andan los profesionales inmobiliarios que tienen más de humanos que de robots. Os dejamos un enlace a un artículo publicado recientemente por el presidente del colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Girona en El Punt Avui, en relación al tema.
    http://www.elpuntavui.cat/economia/article/18-economia/1425933-el-valor-d-un-api.html

    1. Hola,
      Totalment d’acord amb les paraules d’en Joan!!
      Salutacions,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *